S'ha produït un error en aquest gadget

dissabte, 31 d’octubre de 2015

Disfraz de calabaza para Halloween



El sábado celebramos nuestra fiesta de Halloween, y como cada año esta semana es "la semana de los preparativos" así que me he puesto manos a la obra para hacerle un disfraz casero de calabaza a Biel.

A continuación os enseño los pasos que he seguido.

Para realizar el disfraz de calabaza he necesitado:

- Fieltro naranja (3 ud)
- Fieltro negro
- Fieltro verde
- Pegamento extra fuerte
- Tijeras
- aguja e hilo ( o máquina de coser )




Empezamos encarando las dos hojas de fieltro y marcando las partes que vamos a cortar:






Y cortamos por la línea dibujada:




Cuando tenemos cortado el fieltro buscamos la medida que le vaya mejor a nuestro hijo. Depende de la altura tendremos que dejarlo así o cortar más el fieltro por la parte de abajo:




Con el fieltro verde hacemos el detalle del cuello.  Primero cogemos la medida del cuello colocando el fieltro verde debajo del naranja y marcamos la curva del cuello en boli. Después dibujando y luego cortando por dos el detalle del cuello ( para tener el mismo detalle por delante y por detrás del disfraz ):











Y pegamos el detalle del cuello al fieltro naranja por los dos lados (delante y detrás):







En el fieltro negro dibujamos la cara de la calabaza, cortamos las formas y las pegamos al fieltro naranja:









Ahora es el momento de coser las dos partes del fieltro naranja, para eso encaramos la parte de la cara con la parte de la espalda y cosemos los contornos dejando un hueco libre para el cuello, los brazos y las piernas:



Yo lo he cosido a máquina pero se puedo cosir a mano.

Para el gorro yo he utilizado una cinta elástica de pelo, he pegado en ella fieltro verde en forma circular, un tronquito y una hoja.

Y así de guapo está Biel con el disfraz casero de calabaza que le h hecho su mami:




divendres, 30 d’octubre de 2015

PSICOMOTRICIDAD FINA: tendiendo calcetines



Hoy os enseño otra actividad casera para trabajar la psicomotricidad fina con niños.

Biel tiene 17 meses y ha necesitado mi ayuda para llevar a cabo esta actividad así que la reservo para hacerla más adelante y que la pueda realizar solo y libremente.


En esta actividad tan sencilla se trabajan infinidad de factores que estimulan el trabajo oculo-manual del niño, el agarre por pinza, la concentración y su desarrollo cognitivo

Para esta actividad he utilizado:

- fieltro 

- rotuladores para ropa

-tijeras

- rejilla para microondas

- pinzas de madera


Primero he hecho calcetines con fieltro y los he decorado para llamar más la atención de mi hijo:













Cuando he tenido unos cuantos calcetines preparados hemos pasado a la acción:




Os dejo algunas fotos para que veáis como fué la sesión:
























Beneficios de esta actividad para tu hijo:

- Conciencia del propio cuerpo parado o en movimiento. 

- Dominio del equilibrio. 

- Control de las diversas coordinaciones motoras. 

- Orientación del espacio corporal. 

- Adaptación al mundo exterior. 

- Desarrollo del ritmo. 

- Mejora de la memoria.

- Dominio de los planos horizontal y vertical. 

- Nociones de la situación.

- Discriminación de colores.

- Nociones de situación y orientación. 

- Organización del espacio y del tiempo.

- Relajación y meditación ante el ejercicio que efectúa.

- Autonomía.

- Paciencia ante el fracaso.

- Concentración 

- Desarrollo cognitivo

- Desarrollo motor

dijous, 22 d’octubre de 2015

Huevos de colores




Hoy hemos hecho huevos cocidos de colores.

Esta actividad es fácil para hacer con niños y el resultado les encanta.


¿Porque me gusta hacer este tipo de actividades con mi hijo? 

- Es un buen momento para pasarlo juntos.

- Gana confianza en si mismo ya que el resultado siempre es bueno.

- Descubre el mundo desde la perspectiva de la cocina. 

- Conoce los utensilios de la cocina.

- Conoce nuevos alimentos.

- Adquiere vocabulario nuevo.

- Descubre nuevas texturas.

- Trabajamos los colores.

- Aprende a relajarse mientras lleva a cabo la actividad.

- No es una actividad de competición así pues ayuda a mejorar la autoestima.

- La libertad de expresión, movimiento y creación llena de felicidad al niño.

- El niño se siente realizado al acabar una actividad sin patrón establecido, por lo tanto hago lo que haga estará bien.

- El resultado siempre es positivo.

- Ayuda a regular movimientos del cuerpo.

- El niño aprende todas sus posibilidades.

- Ayuda a desarrollar una habilidad.

- Crea interés por el trabajo que está realizando.

- Aumenta la capacidad de concentración.

- Fomenta la imaginación.

- Experimenta con los sentidos.

- Introduce al niño en la vida práctica.

- Se siente útil y realizado al ayudar a mamá con una tarea que no es un juego.

- Pone en práctica lo que aprende por imitación.

- Adquiere nuevos patrones de comportamiento.

- Conoce un espacio nuevo para él ( la cocina )

- Descubre texturas, olores, colores y sabores nuevos.

- Trabajanla psicomotricidad fina.


Nosotros esta vez los hemos utilizado para jugar en una de nuestras bandejas sensoriales pero se pueden hacer para comer, sobre todo si tenemos invitados en casa y queremos dejarlos sorprendidos.

Para elaborar los huevos de colores necesitamos:

- huevos
- colorante alimenticio




Preparación:

- Cocemos los huevos y una vez que estén fríos los pelamos.










- Llenamos los cuencos de agua y añadimos el colorante alimenticio. Podemos preparar tantos voles como colores queramos hacer.




Verde:









Rojo:








Azul:







Lila:







- Añadimos los huevos en los recipientes de agua y colorante, y dejamos que repose hasta que el huevo se tiña del color deseado.
























- Cuando el huevo tiene el color deseado lo dejamos secar y listo!





Espero que os haya gustado el post y probéis de hacer los huevos de colores tanto para jugar como para comer!!!

Si el resultado lo queréis para comer, una buena opción es hacer huevos rellenos de atún. Quedan súper vistosos y el sabor sigue siendo el mismo!!